Wan-tan fritos especialidades de la cocina cantonesa

Wan-tan fritos especialidad de la cocina cantonesa
Dentro de las diversas variedades de la gastronomía china, la cocina cantonesa es la que más me gusta y por eso se me ocurrió preparar estos sabrosos Wan-tan fritos, una de las especialidad de la cocina cantonesa.

Si me dan a elegir entre los rollitos primavera y los Wan-tan, yo prefiero los Wan-tan, porque su masa es más gruesa que los primavera, y el doblez que se les practica resulta más crujiente y sabroso, ideales para el copetín o para picar durante una cena improvisada.

De más está decirles que esta es mi versión modificada de los Wan-tan, así que espero que les guste y la pongan en práctica.

Ingredientes para los Wan-tan fritos

      • 250 gr. de carne de cerdo picada
      • ½ cebolla
      • 1 huevo
      • 1 trozo de jengibre fresco
      • 1 paquete de láminas para wan-tan
      • 2 cucharadas de salsa de soja
      • aceite de oliva

Preparación de los Wan-tan fritos

Prepara una omelete con el huevo y luego pícala muy pequeña para el relleno. Reservamos.

Corta un trozo de jengibre de apenas 3cm de largo y pélalo. Córtalo en trozos muy pequeños junto con la cebolla. Colócalos en un bol junto con la carne y la sal. Añadimos la salsa de soja y la omelet, mezclamos bien y apartamos para rellenar.

Ahora toma las láminas para Wan-tan y comienza a rellenarlas, una por una. Coloca una cucharadita del relleno en el centro de la lámina y moja los bordes con el dedo mojado en agua. Cierra los Wan-tan uniendo las dos puntas contrarias primero y formando un triángulo. Moja las puntas del triángulo para unirlas formando un pañuelito. Cuidando que queden bien pegadas, para que no se le salga el relleno.

Calienta el aceite en una sartén y coloca varios Wan-tan dentro de la misma. Cuando estén dorados dalos vuelta hasta que queden parejos. Retíralos con una espumadera y escúrrelos bien. Deposítalos sobre una fuente con papel absorbente.

No olvides cuidar la temperatura del fuego, porque si el aceite está demasiado caliente, tus Wan-tan quedarán muy dorados por fuera, pero crudos por dentro. Puedes servirlos solos o acompañados por salsa agridulce.

0/5 (0 Reviews)

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Política de cookies

Ir arriba